-25%

Reserva anticipada

Vacaciones en Santa Teresa Gallura: actividades

El pueblo turístico de Santa Teresa Gallura se extiende entre 2 calas: Porto Longone, donde se encuentra el puerto deportivo, y Rena Bianca, la maravillosa playa del pueblo.
El pueblo fue fundado por Vittorio Emanuele I di Savoia en 1800, que eligió este lugar también por su posición estratégica, justo frente a Córcega y los acantilados de Bonifacio.

 

Las playas

– Rena Bianca: es la playa del pueblo de Santa Teresa Gallura, una cala enclavada entre rocas de granito de unos 700 metros de largo, con aguas poco profundas y suave arena blanca. El color del mar turquesa puede verse desde la cima de la colina que lo domina. Para llegar a ella, se desciende por una calle de 300 metros y una escalera que revela, paso a paso, el encanto de esta cala.

– Baia Santa Reparata: vigilada por la pequeña iglesia de Santa Reparata, de la que la playa toma su nombre, se caracteriza por una pequeña media luna de arena fina y dorada rodeada de matorrales mediterráneos y afloramientos rocosos que la hacen atractiva incluso para los buceadores.

– Rena di Ponente y Rena di Levante: ambas playas están situadas en el istmo que conduce al promontorio de Capo Testa. Son dos largas y estrechas playas de aguas claras, a las que se les ha concedido la Bandera Azul varias veces. Su posición de “espejo” le permite disfrutar del mar en calma en cualquier condición, relajándose en cualquier playa dependiendo de la dirección del viento.

– Cala Spinosa: para llegar a esta cala de aguas color esmeralda, hay que tomar un camino empinado que se abre a lo largo de la carretera que lleva a Capo Testa. Entre la vegetaciòn mediterránea y las rocas de granito, hay un pequeño rincón donde relajarse lejos de los vientos.

– Cala Grande (conocida como Valle della Luna): esta salvaje cala rodeada de vegetación se encuentra al final del estrecho y sinuoso camino de 700 metros que atraviesa el Valle della Luna. Accesible sólo a pie, a diferencia de las otras playas, Cala Grande se caracteriza por un fondo marino profundo, que también es ideal para el buceo.

– Rena Majori: situada en la zona de Aglientu, pero a sólo 8 km de Santa Teresa Gallura, esta playa, con sus tonos celestes y azules, crea, entre las rocas, pequeñas piscinas, ideales para los niños. Su fondo marino tiene una suave inclinación y es adecuado para los nadadores menos expertos.

– La Marmorata: en la carretera de Palau, a 7 km del pueblo, se encuentra esta playa, un largo tramo de arena blanca y fina. Aquí también se pueden amarrar pequeñas embarcaciones y alquilar tumbonas y sombrillas.

 

Atracciones

El territorio de Santa Teresa Gallura es rico en atracciones naturalistas pero también en historia.
Se pueden descubrir varias rutas de senderismo entre Capo Testa, Baja Santa Reparata y el pueblo.
En este sentido, hay que prestar especial atención al Valle de la Luna: este encantador lugar está situado en el promontorio de Capo Testa; a lo largo de un sinuoso camino, se puede admirar un paisaje “lunar”, solitario y salvaje, dominado por enormes rocas esculpidas por el viento con formas originales e inusuales. En sus cuevas ha encontrado refugio una comunidad hippie que ha estado viviendo allí desde finales de los años 60.
En la cima del promontorio de Capo Testa, se puede continuar la visita y llegar al faro, aún activo, que domina los acantilados de Bonifacio. Desde allí se pueden admirar impresionantes puestas de sol.
En el camino de Santa Teresa Gallura a Capo Testa y Baia Santa Reparata, también se puede aprovechar la oportunidad para visitar el sitio arqueológico de Lu Brandali, donde las excavaciones han descubierto un nuraghe con su pueblo y una tumba de gigantes que data de unos 3000 años.
Durante las tardes de verano, el pintoresco mercado nocturno anima las estrechas calles del centro de la ciudad donde los bares y restaurantes dan la bienvenida a muchos turistas, mientras que varios conciertos y eventos animan la plaza principal del pueblo.
En la Torre Longosardo, que domina la ciudad desde el siglo XVI, también se pueden degustar vinos al atardecer mientras se admiran los acantilados de Bonifacio.

 

Platos típicos

 

Los platos tìpicos provienen directamente de la cultura de los stazzi rurales (antiguas casas de pastores) y de la actividad agropastoril que se realizaba en el interior de tierras. Entre los platos más sabrosos se encuentran, sin duda, el Zuppa Gallurese, (un flan de pan rancio condimentado con caldo de carne, queso de vaca y salsa de tomate al horno) y li Chiusoni (ñoquis de pasta fresca condimentados con salsa de cerdo o jabalí y espolvoreados con mucho queso maduro).
Con la crema fresca trabajada con la sémola se hace el mazza frissa, un condimento para ñoquis, que se puede comer caliente con habas frescas. Con la adición de miel o azúcar se convierte en un postre típico.
En los numerosos restaurantes del pueblo se pueden degustar platos de mariscos que van desde sopas de pescado hasta caponi o dentón al horno, pez espada y atún local, también en tártaro fresco, langostas, mejillones y arselle, todo ello capturado en el mar frente al pueblo.
Entre los postres más populares están los cucciuléddi milàti (bolitas de miel, almendras y nueces) o los ruióli (albóndigas fritas con requesón o queso fresco bañadas en miel caliente).
Puedes acompañar estos platos típicos con un buen Vermentino di Gallura DOCG, el príncipe del vino blanco de las mesas de la Gallura y no sólo.